QUE PLAZAS A PROFESOR NO NECESITAN EL CAP

Hay mucha gente que me pregunta QUE PLAZAS A PROFESOR NO NECESITAN EL CAP. Pues bien, ahora mismo se está trabajando en la modificación de los requisitos de acceso a la función pública como docente. Se ha establecido una nueva regulación que modifica el acceso a la función publica, incluyendo en ciertas plazas a profesor la necesita de poseer un postgrados. Como se recoge en el portal de la universidad de Alicante:
Postgrados para enseñar en Secundaria: del CAP, al TED (Título de Especialización Didáctica)
Si no hay nuevas demoras, el Certificado de Aptitud Pedagógica (CAP) y su correspondiente curso, desaparecerán de las universidades españolas a finales de este curso académico. Es, desde hace décadas, la puerta de acceso a la actividad docente en Secundaria. Se sabe de su sustituto, el Título de Especialización Didáctica (TED), que tendrá una mayor carga horaria: más del doble, quizá el triple de horas. De ahí que antes de su entrada en vigor, prevista para octubre de 2006, muchos sean los que se están apresurando a realizarlo. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
‘TED’ y ‘CAP’ son dos acrónimos que responden a sendos títulos oficiales de habilitación pedagógica posteriores al título universitario y que resultan imprescindibles para ejercer la profesión docente en enseñanza Secundaria.
El Certificado de Aptitud Pedagógica, o CAP, es el título actualmente vigente -al menos así será hasta el final del curso 2005-2006-, el cual se obtiene a través de un curso específico (‘Curso para la obtención del CAP’). Por su parte, el Título de Especialización Didáctica (TED), que estaba previsto que entrara en funcionamiento este otoño, habrá de esperar hasta el próximo curso 2006-2007, siempre y cuando el Gobierno no decida nuevas demoras. En otras palabras, aunque el TED ya está regulado para sustituir al CAP, la única habilitación que es posible obtener a día de hoy es el CAP.
Las diferencias fundamentales entre uno y otro son, por un lado, la duración, bastante mayor en el TED -que estará dentro de los estándares de un máster-, y, por otro, la dificultad de acceso. De hecho, se prevé que para realizar el TED el aspirante deba superar algún tipo de selección previa, pues es de suponer que muchos centros limiten sus plazas. Respecto a la carga horaria, la cosa apunta a un aumento hasta situarse en más del doble de duración -quizá el triple-, sumadas horas lectivas y prácticas.
Tales diferencias han ocasionado que algunas universidades hayan registrado leves incrementos de matriculados en sus CAP, ello con el fin de adelantarse a una inminente reforma que hará más complicado acceder a la actividad docente en Secundaria.
El Certificado de Aptitud Pedagógica (CAP)
Nacido en el año 1970 (Ley General de Educación), el Certificado de Aptitud Pedagógica y su correspondiente curso tienen como finalidad exclusiva proporcionar una formación inicial didáctica psicopedagógica a aquellos licenciados, ingenieros o arquitectos que pretendan orientar su carrera profesional hacia la enseñanza secundaria (es decir, los cursos de la E.S.O., 1º y 2º de Bachillerato y Ciclos de Formación Profesional). También deberán afrontarlo para el mismo fin los que posean titulaciones equivalentes a efectos de docencia, como puede ser el caso del Título Superior de Música, de Danza o de Arte Dramático.
Están exentos de cursar el CAP los titulados en Pedagogía o Magisterio. Lógicamente, estas dos carreras van enfocadas a la actividad docente y, por tanto, el actual marco normativo les permite impartir determinadas asignaturas de secundaria para las que se les entiende capacitados sin necesidad de obtener el CAP. También están exentas aquellas personas que han ejercido la docencia en centros de secundaria durante dos cursos académicos completos, aunque en algunas comunidades se exige un periodo menor.
Hoy por hoy, según el Real Decreto de 4 de junio de 1993, tampoco es necesario cursarlo para el ingreso en las especialidades de Tecnología, Psicología y Pedagogía y Formación Empresarial, así como en ninguna de las correspondientes al Cuerpo de Profesores Técnicos de Formación Profesional. Es decir, los diplomados o ingenieros técnicos (además de los licenciados) que pueden optar a las plazas de profesor de dichas áreas no están obligados a cursarlo.
Para todas las demás especialidades, el título del CAP se solicita dentro de los trámites para optar a las oposiciones públicas de profesor de secundaria. Es decir, se debe haber finalizado antes de la inscripción en la convocatoria de empleo público. Dicha convocatoria suele ocurrir cada dos años, entre los meses de marzo y abril. En 2006 deberían convocarse plazas para profesor de secundaria, ya que la convocatoria de 2005 ha sido para puestos de maestro.
En cuanto a la enseñanza en centros privados, en principio el CAP es también un requisito, si bien es cierto que en la práctica algunos centros admiten profesores que no hayan obtenido el Certificado de Aptitud Pedagógica.
El Curso CAP tiene consideración de programa de postgrado y suele realizarse en los Institutos de Ciencias de la Educación de la gran mayoría de universidades españolas. Lo más frecuente es que el alumno opte por la universidad donde ha finalizado sus estudios universitarios. Eso no quita que los centros también admitan alumnos procedentes de otras universidades (siempre y cuando el centro oferte alguna especialidad del CAP relacionada con la titulación del candidato).
Respecto al nivel de estudios, hay casos de universidades que sólo admiten alumnos licenciados. Por otra parte, aquellos que hayan cursado sus estudios universitarios en el extranjero no podrán obtener el título del CAP sin una homologación previa por parte del Ministerio de Educación. Pero también en este caso las universidades tienen la última palabra, y no son pocas las que prefieren reservarse en exclusiva esta decisión.
Es imposible, en conclusión, definir un modelo de programa válido para toda España ya que las competencias educativas están en gran parte transferidas a las comunidades autónomas, también en lo que se refiere al desarrollo normativo del CAP, tras el cual, además, las propias universidades encuentran gran flexibilidad para introducir cambios determinantes. Consecuentemente, aspectos fundamentales, como son los contenidos, plazos, modalidades de estudio, requisitos de acceso, precios, etc., variarán según la comunidad e institución a la que nos dirijamos. En este sentido, merece especial atención la modalidad ‘a distancia’ o ‘virtual’ que ofrecen algunas universidades, con grandes diferencias entre ellas. De ahí que se recomiende informarse de las distintas alternativas para así optar por la que mejor se adapte a nuestras necesidades y disponibilidad.
Contenidos para un año
Para obtener el Certificado de Aptitud Pedagógica es necesario realizar entre 100 y 300 horas (10 a 30 créditos), divididas en una parte teórica y una parte práctica. La programación debe ocupar, según ley, un curso académico, pero existen algunos centros que ofrecen la parte teórica en un máximo de tres meses, haciendo posible la obtención del CAP en un período total inferior a los seis meses.
La parte teórica (de 50 a 200 horas, ó entre 5 y 20 créditos) cuenta con módulos generales en los que se suele estudiar ‘Psicología de la Educación’, ‘Teoría de la Educación’ y ‘Didáctica General’. Se abordan asimismo materias más especializadas relacionadas con el área formativa a la que se dirige el futuro profesor, que se integran normalmente en un módulo conocido como ‘Didáctica Específica’. Por ejemplo, si un licenciado en Físicas se está preparando para dar la asignatura de Física y Química, recibirá clases para conocer los conceptos de Física que se trasmiten a los alumnos en esa fase educativa y la didáctica más apropiada, entre otras cosas.
La Universidad de Santiago cuenta con un cuadro en Internet en el que se pueden observar diferentes especialidades dentro del CAP, así como las titulaciones universitarias relacionadas con las mismas.
La parte práctica del CAP puede ocupar entre 50 y 150 horas, según la universidad, y se compone de trabajos de autoaprendizaje y prácticas en un instituto de enseñanza secundaria.
En cualquier caso, la tendencia de algunos centros en los últimos años ha sido a simplificar la estructura del curso. Sirva como ejemploel curso CAP ofrecido por la Universidad Complutense de Madrid, con una parte teórica prácticamente sin clases presenciales -consta tan sólo de la entrega de material escrito y dos seminarios-, tras la cual los alumnos deberán afrontar el correspondiente examen, que concretamente en este curso académico se ha fijado para enero de 2006. En cuanto a las prácticas, serán de un mes, durante el que los aspirantes impartirán clases junto a un tutor en un Instituto de Enseñanza Secundaria. Por último, entregarán una memoria con la posibilidad de hacerlo en dos convocatorias: febrero y mayo. Es oportuno recomendar la entrega de la memoria en febrero, pues el CAP es un requisito para inscribirse en las oposiciones al cuerpo de profesores de secundaria y lo más probable es que estas ya estén cerradas en mayo.

Matrícula y CAP virtual
Para matricularse es necesario contactar con el Instituto de Ciencias de la Educación (ICE) de la universidad escogida. El plazo normalmente coincide con el de las carreras universitarias, es decir, entre septiembre y octubre. Hay instituciones, no obstante, que también abren plazo de matrícula entre mayo y julio.
Las tasas para la matrícula de un curso completo del CAP las decide la consejería de Educación de cada Comunidad Autónoma. Oscilarán entre los 150 y los 250 €, aunque conviene cerciorarse, ya que no son pocas las universidades que solicitan tasas superiores. Por ejemplo, la Universidad de Barcelona cuesta 436 €. Varios centros permiten matricularse del primer ciclo o de segundo ciclo por separado (ciclo teórico o ciclo de prácticas). El precio suele ser la mitad del requerido para el curso completo.
En la mayoría de los casos se requiere la asistencia a un mínimo de clases presenciales o seminarios, aunque es posible encontrar centros que disponen de CAP en modalidad ‘virtual’, tal es el caso del ICE de la Universidad de Murcia. Claro que la opción ‘virtual’ tiene unos límites, condiciones específicas a las que se deberá ceñir el alumno, y además sólo alcanza a un reducido número de especialidades didácticas (más frecuente entre las técnicas). Siempre habrá, además, algunas sesiones presenciales obligatorias.


El Título de Especialización Didáctica (TED)

El Título de Especialización Didáctica (TED) será el que sustituya al CAP en el curso 2006-2007, según indica el Real Decreto 1318/2004, de 28 de mayo (BOE de 29 de mayo). En realidad estaba previsto que el TED comenzara a impartirse en el curso que comenzará en unas semanas, pero dicho Decreto recoge el retraso de un año para su implantación.
Se trata de un título con parecidos objetivos generales a los del CAP, es decir, será la habilitación necesaria para todos aquellos licenciados o diplomados que deseen dedicarse a la enseñanza en la rama de secundaria. Se encuentra regulado en el Real Decreto 118/2004, de 23 de enero (BOE de 4 de febrero).
Con el TED -que en principio será exigible a partir de 2007- desaparecerán las excepciones que tienen algunos titulados universitarios que optan a plazas de determinadas asignaturas que a día de hoy no necesitan el CAP (‘Tecnología’ o ‘Psicología’, por ejemplo). Cuando el Título de Especialización Didáctica cobre vigencia todos los interesados en ejercer la docencia en enseñanza Secundaria deberán realizarlo.
Se ha previsto que el TED tenga la categoría de postgrado con una duración en torno a los dos años, entre formación y prácticas. La información disponible hasta la fecha apunta a la modalidad presencial como alternativa única. Así y todo, dado que el mínimo de horas exigible para este título es de algo más de seiscientas, es de esperar que algunos centros reduzcan ese su duración a un año, o año y medio.
Otros ‘ICEs’, por el contrario, tienen previsto ofrecer el TED como un máster de larga duración. Es el caso de la Universidad de Cádiz que difundió a principios de este año sus planes de organizarlo con una carga horaria mínima de 900 horas.
En cualquier caso, los Certificados de Aptitud Pedagógica (CAP) expedidos por los Institutos de Ciencias de la Educación serán equivalentes al TED, cuando éste les sustituya.
Contenido
Según el citado texto legal, el TED se estructurará, al igual que el CAP, en una parte teórica y una práctica. La parte teórica ofrecerá un módulo de materias comunes con una carga mínima de 25,5 créditos (255 horas), otro de materias específicas que suponga al menos 12 créditos (120 hs.) y uno más de materias complementarias, con una carga lectiva igual o superior a 11 créditos (110 horas). En suma, un mínimo de 48,5 créditos (485 horas) para la parte teórica del programa.
La parte práctica tendrá una duración de 3 meses y supondrá al menos 12 créditos (120 horas).
Sumando todas estas cifras recogidas en la ley, obtenemos un total de 605 horas (60,5 créditos) como carga lectiva mínima para superar el Título de Especialización Didáctica.
Crecimiento de matrículas
La sustitución del CAP por el TED a partir de otoño de 2006 está produciendo un incremento de alumnos de este curso, que probablemente se aprecie en especial en el año académico que ahora empieza. La razón principal es clara: mientras el CAP puede realizarse en algunos centros en un período entre 4 y 6 meses, para el TED será necesario como mínimo un año, con una carga lectiva muy superior.
Pero hay otras razones de peso. Por un lado el aspecto económico: cursar el TED será, sin duda, más caro. Por otro, el hecho apuntado más arriba, de que algunos titulados que ahora mismo no necesitarían ninguna habilitación especial para enseñar en secundaria (ingenieros y diplomados que no necesitan el CAP), sí deberán poseerla cuando entre en vigor el TED. Es por ello que muchos se lancen a aprovechar esta ‘última oportunidad’ de obtener el más sencillo Curso de Adaptación Pedagógica. Quien tenga el CAP no tendrá que cursar el TED, computando lo mismo de cara a futuras oposiciones para profesor de Secundaria.
En cualquier caso, estas especulaciones alarmistas no son cosa nueva. Es un cambio por todos esperado que por diversos motivos se ha ido retrasando y para el que la mayoría de interesados se han adelantado. Así las cosas, el incremento de alumnos del CAP en su último año académico (en teoría) no debería pasar de “moderado”.
Un esfuerzo con recompensa
Es interesante observar que la retribución de un profesor de Secundaria en la enseñanza pública está considerablemente por encima de la media salarial española. En Madrid, por ejemplo, los ingresos brutos ya en el primer año son de 27.222 euros. Esta cifra es, además, inferior a la media de las Comunidades Autónomas, que se sitúa en los 28.918 euros para el año 2005. Canarias es la comunidad en la que mejor se retribuye a estos profesionales en el ámbito público, con un sueldo de 34.297 euros anuales el primer año, en un instituto que no se encuentre en alguna de las principales ciudades (fuente: ANPE Asturias).
En cuanto a los profesores de formación profesional, el salario anual es también elevado, aunque ligeramente inferior. Los profesores que ejercen su labor en institutos privados no pueden sentirse tan satisfechos económicamente hablando, ya que por un trabajo similar su retribución es considerablemente menor, pudiendo llegar en algunos casos casi a la mitad.

QUE PLAZAS A PROFESOR NO NECESITAN EL CAP

Hay mucha gente que me pregunta QUE PLAZAS A PROFESOR NO NECESITAN EL CAP. Pues bien, ahora mismo se está trabajando en la modificación de los requisitos de acceso a la función pública como docente. Se ha establecido una nueva regulación que modifica el acceso a la función publica, incluyendo en ciertas plazas a profesor la necesita de poseer un postgrados. Como se recoge en el portal de la universidad de Alicante:
Postgrados para enseñar en Secundaria: del CAP, al TED (Título de Especialización Didáctica)
Si no hay nuevas demoras, el Certificado de Aptitud Pedagógica (CAP) y su correspondiente curso, desaparecerán de las universidades españolas a finales de este curso académico. Es, desde hace décadas, la puerta de acceso a la actividad docente en Secundaria. Se sabe de su sustituto, el Título de Especialización Didáctica (TED), que tendrá una mayor carga horaria: más del doble, quizá el triple de horas. De ahí que antes de su entrada en vigor, prevista para octubre de 2006, muchos sean los que se están apresurando a realizarlo. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
‘TED’ y ‘CAP’ son dos acrónimos que responden a sendos títulos oficiales de habilitación pedagógica posteriores al título universitario y que resultan imprescindibles para ejercer la profesión docente en enseñanza Secundaria.
El Certificado de Aptitud Pedagógica, o CAP, es el título actualmente vigente -al menos así será hasta el final del curso 2005-2006-, el cual se obtiene a través de un curso específico (‘Curso para la obtención del CAP’). Por su parte, el Título de Especialización Didáctica (TED), que estaba previsto que entrara en funcionamiento este otoño, habrá de esperar hasta el próximo curso 2006-2007, siempre y cuando el Gobierno no decida nuevas demoras. En otras palabras, aunque el TED ya está regulado para sustituir al CAP, la única habilitación que es posible obtener a día de hoy es el CAP.
Las diferencias fundamentales entre uno y otro son, por un lado, la duración, bastante mayor en el TED -que estará dentro de los estándares de un máster-, y, por otro, la dificultad de acceso. De hecho, se prevé que para realizar el TED el aspirante deba superar algún tipo de selección previa, pues es de suponer que muchos centros limiten sus plazas. Respecto a la carga horaria, la cosa apunta a un aumento hasta situarse en más del doble de duración -quizá el triple-, sumadas horas lectivas y prácticas.
Tales diferencias han ocasionado que algunas universidades hayan registrado leves incrementos de matriculados en sus CAP, ello con el fin de adelantarse a una inminente reforma que hará más complicado acceder a la actividad docente en Secundaria.
El Certificado de Aptitud Pedagógica (CAP)
Nacido en el año 1970 (Ley General de Educación), el Certificado de Aptitud Pedagógica y su correspondiente curso tienen como finalidad exclusiva proporcionar una formación inicial didáctica psicopedagógica a aquellos licenciados, ingenieros o arquitectos que pretendan orientar su carrera profesional hacia la enseñanza secundaria (es decir, los cursos de la E.S.O., 1º y 2º de Bachillerato y Ciclos de Formación Profesional). También deberán afrontarlo para el mismo fin los que posean titulaciones equivalentes a efectos de docencia, como puede ser el caso del Título Superior de Música, de Danza o de Arte Dramático.
Están exentos de cursar el CAP los titulados en Pedagogía o Magisterio. Lógicamente, estas dos carreras van enfocadas a la actividad docente y, por tanto, el actual marco normativo les permite impartir determinadas asignaturas de secundaria para las que se les entiende capacitados sin necesidad de obtener el CAP. También están exentas aquellas personas que han ejercido la docencia en centros de secundaria durante dos cursos académicos completos, aunque en algunas comunidades se exige un periodo menor.
Hoy por hoy, según el Real Decreto de 4 de junio de 1993, tampoco es necesario cursarlo para el ingreso en las especialidades de Tecnología, Psicología y Pedagogía y Formación Empresarial, así como en ninguna de las correspondientes al Cuerpo de Profesores Técnicos de Formación Profesional. Es decir, los diplomados o ingenieros técnicos (además de los licenciados) que pueden optar a las plazas de profesor de dichas áreas no están obligados a cursarlo.
Para todas las demás especialidades, el título del CAP se solicita dentro de los trámites para optar a las oposiciones públicas de profesor de secundaria. Es decir, se debe haber finalizado antes de la inscripción en la convocatoria de empleo público. Dicha convocatoria suele ocurrir cada dos años, entre los meses de marzo y abril. En 2006 deberían convocarse plazas para profesor de secundaria, ya que la convocatoria de 2005 ha sido para puestos de maestro.
En cuanto a la enseñanza en centros privados, en principio el CAP es también un requisito, si bien es cierto que en la práctica algunos centros admiten profesores que no hayan obtenido el Certificado de Aptitud Pedagógica.
El Curso CAP tiene consideración de programa de postgrado y suele realizarse en los Institutos de Ciencias de la Educación de la gran mayoría de universidades españolas. Lo más frecuente es que el alumno opte por la universidad donde ha finalizado sus estudios universitarios. Eso no quita que los centros también admitan alumnos procedentes de otras universidades (siempre y cuando el centro oferte alguna especialidad del CAP relacionada con la titulación del candidato).
Respecto al nivel de estudios, hay casos de universidades que sólo admiten alumnos licenciados. Por otra parte, aquellos que hayan cursado sus estudios universitarios en el extranjero no podrán obtener el título del CAP sin una homologación previa por parte del Ministerio de Educación. Pero también en este caso las universidades tienen la última palabra, y no son pocas las que prefieren reservarse en exclusiva esta decisión.
Es imposible, en conclusión, definir un modelo de programa válido para toda España ya que las competencias educativas están en gran parte transferidas a las comunidades autónomas, también en lo que se refiere al desarrollo normativo del CAP, tras el cual, además, las propias universidades encuentran gran flexibilidad para introducir cambios determinantes. Consecuentemente, aspectos fundamentales, como son los contenidos, plazos, modalidades de estudio, requisitos de acceso, precios, etc., variarán según la comunidad e institución a la que nos dirijamos. En este sentido, merece especial atención la modalidad ‘a distancia’ o ‘virtual’ que ofrecen algunas universidades, con grandes diferencias entre ellas. De ahí que se recomiende informarse de las distintas alternativas para así optar por la que mejor se adapte a nuestras necesidades y disponibilidad.
Contenidos para un año
Para obtener el Certificado de Aptitud Pedagógica es necesario realizar entre 100 y 300 horas (10 a 30 créditos), divididas en una parte teórica y una parte práctica. La programación debe ocupar, según ley, un curso académico, pero existen algunos centros que ofrecen la parte teórica en un máximo de tres meses, haciendo posible la obtención del CAP en un período total inferior a los seis meses.
La parte teórica (de 50 a 200 horas, ó entre 5 y 20 créditos) cuenta con módulos generales en los que se suele estudiar ‘Psicología de la Educación’, ‘Teoría de la Educación’ y ‘Didáctica General’. Se abordan asimismo materias más especializadas relacionadas con el área formativa a la que se dirige el futuro profesor, que se integran normalmente en un módulo conocido como ‘Didáctica Específica’. Por ejemplo, si un licenciado en Físicas se está preparando para dar la asignatura de Física y Química, recibirá clases para conocer los conceptos de Física que se trasmiten a los alumnos en esa fase educativa y la didáctica más apropiada, entre otras cosas.
La Universidad de Santiago cuenta con un cuadro en Internet en el que se pueden observar diferentes especialidades dentro del CAP, así como las titulaciones universitarias relacionadas con las mismas.
La parte práctica del CAP puede ocupar entre 50 y 150 horas, según la universidad, y se compone de trabajos de autoaprendizaje y prácticas en un instituto de enseñanza secundaria.
En cualquier caso, la tendencia de algunos centros en los últimos años ha sido a simplificar la estructura del curso. Sirva como ejemploel curso CAP ofrecido por la Universidad Complutense de Madrid, con una parte teórica prácticamente sin clases presenciales -consta tan sólo de la entrega de material escrito y dos seminarios-, tras la cual los alumnos deberán afrontar el correspondiente examen, que concretamente en este curso académico se ha fijado para enero de 2006. En cuanto a las prácticas, serán de un mes, durante el que los aspirantes impartirán clases junto a un tutor en un Instituto de Enseñanza Secundaria. Por último, entregarán una memoria con la posibilidad de hacerlo en dos convocatorias: febrero y mayo. Es oportuno recomendar la entrega de la memoria en febrero, pues el CAP es un requisito para inscribirse en las oposiciones al cuerpo de profesores de secundaria y lo más probable es que estas ya estén cerradas en mayo.

Matrícula y CAP virtual
Para matricularse es necesario contactar con el Instituto de Ciencias de la Educación (ICE) de la universidad escogida. El plazo normalmente coincide con el de las carreras universitarias, es decir, entre septiembre y octubre. Hay instituciones, no obstante, que también abren plazo de matrícula entre mayo y julio.
Las tasas para la matrícula de un curso completo del CAP las decide la consejería de Educación de cada Comunidad Autónoma. Oscilarán entre los 150 y los 250 €, aunque conviene cerciorarse, ya que no son pocas las universidades que solicitan tasas superiores. Por ejemplo, la Universidad de Barcelona cuesta 436 €. Varios centros permiten matricularse del primer ciclo o de segundo ciclo por separado (ciclo teórico o ciclo de prácticas). El precio suele ser la mitad del requerido para el curso completo.
En la mayoría de los casos se requiere la asistencia a un mínimo de clases presenciales o seminarios, aunque es posible encontrar centros que disponen de CAP en modalidad ‘virtual’, tal es el caso del ICE de la Universidad de Murcia. Claro que la opción ‘virtual’ tiene unos límites, condiciones específicas a las que se deberá ceñir el alumno, y además sólo alcanza a un reducido número de especialidades didácticas (más frecuente entre las técnicas). Siempre habrá, además, algunas sesiones presenciales obligatorias.


El Título de Especialización Didáctica (TED)

El Título de Especialización Didáctica (TED) será el que sustituya al CAP en el curso 2006-2007, según indica el Real Decreto 1318/2004, de 28 de mayo (BOE de 29 de mayo). En realidad estaba previsto que el TED comenzara a impartirse en el curso que comenzará en unas semanas, pero dicho Decreto recoge el retraso de un año para su implantación.
Se trata de un título con parecidos objetivos generales a los del CAP, es decir, será la habilitación necesaria para todos aquellos licenciados o diplomados que deseen dedicarse a la enseñanza en la rama de secundaria. Se encuentra regulado en el Real Decreto 118/2004, de 23 de enero (BOE de 4 de febrero).
Con el TED -que en principio será exigible a partir de 2007- desaparecerán las excepciones que tienen algunos titulados universitarios que optan a plazas de determinadas asignaturas que a día de hoy no necesitan el CAP (‘Tecnología’ o ‘Psicología’, por ejemplo). Cuando el Título de Especialización Didáctica cobre vigencia todos los interesados en ejercer la docencia en enseñanza Secundaria deberán realizarlo.
Se ha previsto que el TED tenga la categoría de postgrado con una duración en torno a los dos años, entre formación y prácticas. La información disponible hasta la fecha apunta a la modalidad presencial como alternativa única. Así y todo, dado que el mínimo de horas exigible para este título es de algo más de seiscientas, es de esperar que algunos centros reduzcan ese su duración a un año, o año y medio.
Otros ‘ICEs’, por el contrario, tienen previsto ofrecer el TED como un máster de larga duración. Es el caso de la Universidad de Cádiz que difundió a principios de este año sus planes de organizarlo con una carga horaria mínima de 900 horas.
En cualquier caso, los Certificados de Aptitud Pedagógica (CAP) expedidos por los Institutos de Ciencias de la Educación serán equivalentes al TED, cuando éste les sustituya.
Contenido
Según el citado texto legal, el TED se estructurará, al igual que el CAP, en una parte teórica y una práctica. La parte teórica ofrecerá un módulo de materias comunes con una carga mínima de 25,5 créditos (255 horas), otro de materias específicas que suponga al menos 12 créditos (120 hs.) y uno más de materias complementarias, con una carga lectiva igual o superior a 11 créditos (110 horas). En suma, un mínimo de 48,5 créditos (485 horas) para la parte teórica del programa.
La parte práctica tendrá una duración de 3 meses y supondrá al menos 12 créditos (120 horas).
Sumando todas estas cifras recogidas en la ley, obtenemos un total de 605 horas (60,5 créditos) como carga lectiva mínima para superar el Título de Especialización Didáctica.
Crecimiento de matrículas
La sustitución del CAP por el TED a partir de otoño de 2006 está produciendo un incremento de alumnos de este curso, que probablemente se aprecie en especial en el año académico que ahora empieza. La razón principal es clara: mientras el CAP puede realizarse en algunos centros en un período entre 4 y 6 meses, para el TED será necesario como mínimo un año, con una carga lectiva muy superior.
Pero hay otras razones de peso. Por un lado el aspecto económico: cursar el TED será, sin duda, más caro. Por otro, el hecho apuntado más arriba, de que algunos titulados que ahora mismo no necesitarían ninguna habilitación especial para enseñar en secundaria (ingenieros y diplomados que no necesitan el CAP), sí deberán poseerla cuando entre en vigor el TED. Es por ello que muchos se lancen a aprovechar esta ‘última oportunidad’ de obtener el más sencillo Curso de Adaptación Pedagógica. Quien tenga el CAP no tendrá que cursar el TED, computando lo mismo de cara a futuras oposiciones para profesor de Secundaria.
En cualquier caso, estas especulaciones alarmistas no son cosa nueva. Es un cambio por todos esperado que por diversos motivos se ha ido retrasando y para el que la mayoría de interesados se han adelantado. Así las cosas, el incremento de alumnos del CAP en su último año académico (en teoría) no debería pasar de “moderado”.
Un esfuerzo con recompensa
Es interesante observar que la retribución de un profesor de Secundaria en la enseñanza pública está considerablemente por encima de la media salarial española. En Madrid, por ejemplo, los ingresos brutos ya en el primer año son de 27.222 euros. Esta cifra es, además, inferior a la media de las Comunidades Autónomas, que se sitúa en los 28.918 euros para el año 2005. Canarias es la comunidad en la que mejor se retribuye a estos profesionales en el ámbito público, con un sueldo de 34.297 euros anuales el primer año, en un instituto que no se encuentre en alguna de las principales ciudades (fuente: ANPE Asturias).
En cuanto a los profesores de formación profesional, el salario anual es también elevado, aunque ligeramente inferior. Los profesores que ejercen su labor en institutos privados no pueden sentirse tan satisfechos económicamente hablando, ya que por un trabajo similar su retribución es considerablemente menor, pudiendo llegar en algunos casos casi a la mitad.
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 26 seguidores